Kristal M. Rivera González: Transmutar

Hay una mariposa amarilla posada en la

válvula mitral de mi corazón.

Amarilla como las flores que llovían en Macondo.

Cansina en su interés de demostrar su existencia.

A esta mariposa le gusta hacerme llorar.

Un llanto nocturno que va desgarrando

mis angustias y temores.

Se mueve por todos mis órganos

me observa, me inquieta, me paralizo.

Hay una mariposa amarrilla posada en mi cerebro emocional.

Me obliga hacer movimientos aéreos.

¡La danza de la sanación!

La melancolía del cambio, de lo que se queda atrás y 

lo que se desconoce que vendrá.

La piel seca se cae y duele

el corazón palpita más de lo normal y me detengo.

Me quebranto y siento ser ave

en un nido, en hueco, en un lugar

El génesis de mi yo.

Las piernas se afirman como las raíces de los árboles.

Mi cara, manos y pies

Movimiento circular, nunca quietos

en el camino del peregrinaje.

Hay una mariposa amarilla escribiendo estas palabras.

Posada ante el teatro de la vida.

Una lastimada mariposa que intenta volar.

Ser consciente de mis cadenas es estar,

invenciblemente sola.

Volar es crecer, volar es dolor.

Vuelo hacia mi espíritu, mi tribu.

¿Necesitas una mariposa amarilla en tu 

válvula mitral?

Kristal M. Rivera González (Humacao, Puerto Rico 1991). Egresada de la Universidad de Puerto Rico en Humacao, del Programa de Investigación Acción- Social. Posee una maestría en Consejería Psicológica de la Universidad Ana G. Méndez, en Gurabo. Actualmente cursa el grado doctoral en Estudios Culturales y Filosofía en dicha Universidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s