Sandra Soler: Puntual

La primera vez que me visitó llegó en vacaciones en la playa. Todos festejaron menos yo que acostada, solo deseaba el mar.

Claro, en casa éramos seis mujeres y mayoría. Entonces, era una más en la carrera. Nunca lo entendí muy bien.

Desde entonces me asoló sin miramientos cada mes con la puntualidad del correo. Con estampillas de paños, cambiando sistemáticamente visitas, fiestas y pantalones claros sin mi consentimiento.

La llevé como carga enemiga, una molestia, una carie sin publicación. Era un tiempo de silencios. Los mandatos se llevaban en la carne como piel de buey.

Visitas especiales a especialistas que explicaban cómo, cuándo y para qué calibrar un goteo.

Una se dirigía mansamente conducida por las mujeres mayores y creía en su experiencia.

Los años nos amigaron y comencé a entenderla y a respetarla para bailar a su llegada y no temblar a su tardía. Me enamoré y tuve hijos, varios. Conocí métodos, medicaciones, implementos y una serie de manifestaciones femeninas para ser visitada sin alteraciones.

Me consultaban por esos atributos, y recordando antiguos miedos me sonreía.

La seguí manteniendo regular y próxima, pero ahora la entendía. Había logrado conocer la sincronía, las formas de su lengua, las mejores maneras de llevarla. Su valía.

Y cuando era una experta de un día a otro no volvió.

Fue tan especial conmigo que no me dio problemas, ni sorpresas, ni la lista larga de rastros que era común dejar a otras. En los huesos, en los cambios, en las sombras.

Recuperé todos los días del calendario para mí y para el sexo. Rescaté los humores y las pequeñas molestias que me alteraban para siempre.

No tuve ni piedad ni tristeza por mi manantial perdido. Me rescaté del tiempo y de la sangre mientras me secaba de alguna forma.

Y fui feliz. Solo alguna vez, alguna tarde de poca química, de poco azúcar en mí, extrañé ese rumor, ese clamor que me llegaba con ella. Esa que era toda corriente y que arrasaba como ella, como sangre.

 

Sandra Soler, docente, actriz, narradora oral, escritora y tallerista. Posee premios y publicaciones en cuento, poesía, fotografía y monografía. A nivel provincial, nacional e internacional. También ha publicado en antologías, diarios, revistas físicas y revistas virtuales. Actualmente participa en obras itinerantes como: Microficciones, mujeres Chaqueña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s