Andrea Ortiz Morales: Los movimientos del núcleo interior

Eréndira se posó frente a mí, nos miramos y sonreímos, cerré los ojos y comencé a acercarme para besarla, sentí un soplido en mi rostro y al abrirlos de nuevo, se había desvanecido, dejando tras de sí un sonido débil, como el que hacía su nariz cuando tenía frío y buscaba calentarse. Quise gritar, aventarme en esa bruma, que era ella y que duró dos segundos suspendida, pero sabía por qué lo había hecho: para que yo pudiera huir. Soy Irma, del elemento tierra. Trabajo en las minas con coordenadas planetarias 21°01′08″N 101°15′46″O. Toda mi vida he vivido aquí en … Continúa leyendo Andrea Ortiz Morales: Los movimientos del núcleo interior