Cecilia Mogollón Villar:  No eres tú, soy yo

Semanas hacía desde que su no fantasma, aburrido de ser invisible, buscaba hacerse notar. Empezó con el corcho arrojado hacia sus zapatos. Lo advirtió por el ruido en el cuarto de baño cuando el objeto fue lanzado con una fuerza y trayectoria aparentemente intencional.  Pese a los paseos que da su cordura, era demasiado como para imaginar cucarachas dedicadas a la halterofilia. Lo cierto es que, mientras enjuagaba sus dientes, notó que el portacepillos adherido a la pared ya no estaba en su sitio, ahora decoraba el lavamanos. Sin ruidos, sin temblores, sin rajaduras, el objeto en cuestión había cambiado … Continúa leyendo Cecilia Mogollón Villar:  No eres tú, soy yo

8va Antología – Miedo

REQUISITOS Recibiremos cuentos, relatos, minificciones, poemas, ilustraciones y collages; que aborden los géneros fantástico, terror o ciencia ficción, que tengan como personaje o eje central al “miedo”. No se recibirán obras que reproduzcan estereotipos ni prácticas machistas o patriarcales. Todos los archivos deberán enviarse por correo electrónico a especulativasmx@gmail.com con el asunto: “Octava Antología – Miedo – Nombre de la autora”, deberán adjuntar una fotografía de la autora en formato .jpg o .png, En el cuerpo del correo deberán integrar un saludo y una breve semblanza que incluya su nacionalidad y localidad (máximo 5 renglones). SOBRE LOS TEXTOS Cuentos y … Continúa leyendo 8va Antología – Miedo

Mayra Escamilla: Lo que me dijo mi doble en el espejo

—Deberías usar colores oscuros—, me dijo alguien de la oficina. —Disimulan más los rollitos. Las rayas no le van a cualquiera y menos las horizontales. El día no fue de los mejores en el trabajo y ahora esto. Gracias, opinión no solicitada. Has cerrado mi día con broche de oro. Me voy a casa pensando en esos rollitos a los cuales no les había prestado tanta atención como hasta hoy. Pienso en la blusa de rayas que me he puesto y me pregunto si en verdad me sienta tan mal. Mi mente va luego al pantalón entubado y a la … Continúa leyendo Mayra Escamilla: Lo que me dijo mi doble en el espejo

Laura Moreno: Restauración

Mi cuerpo yace en una cámara vacía. Los fragmentos de mi corazón, dispersos; sujetos por un hilván rojo.  Mis ojos han perdido la belleza y esperan ausentes el vacío. Un fósil atrapado en la roca de un océano seco. ¡Mi alma que no encuentra orillas para asirse! ¡Clama en la desolación del vacío! ¿Hay alguien que me escuche? Me rodean, envuelven, abrazan serpientes verdes y empalagosas;  rumores siseantes.  Deslizan su lengua bífida en mi carne trémula, lacerada.  Lamen. Vomitan en mis venas, en cada célula de mi cuerpo nanobots que anidan en sus vientres. Restauran, unen. Alivian Forman redes, engranan … Continúa leyendo Laura Moreno: Restauración

Carmen Macedo Odilón: Distintos

—¡Mátalo, por favor! Irene corrió al escuchar el grito de su madre. En el suelo había un ciempiés de patas irregulares: las de adelante se distribuían en finos pares afilados que marchaban conforme se extendía un cuerpo que parecía no tener final. Y cada dupla, de color claro con rayas negras, fracturadas en ángulos que daban un aspecto de cuatro rodillas por extremidad, igual de largas como las antenas con las que tanteaba sus infinitos y ciegos pasos por encima de su cabeza. Pero si el ciempiés era todo patas o todo antenas, no había forma de saberlo. —¡Mátalo ya!—, … Continúa leyendo Carmen Macedo Odilón: Distintos

Ivanka Romero: Llegada a la tierra

I. A veces me miro las manos, a veces no resisto que sean verdes y las comparo una y otra vez con los diferentes tonos de pieles de las chicas de la tierra. Es difícil ser nueva en un lugar, sobre todo en un planeta en el que estás obligada a vivir porque el tuyo está sofocado por la guerra y tienes que huir llena de miedo e inseguridades a donde apenas saben que existes, al que se tuvo que contactar solo porque no existía otra opción y te recibieron por miedo, por no saber con quiénes podían enfrentarse. Los … Continúa leyendo Ivanka Romero: Llegada a la tierra

Olivia Carmona Hernández: La extranjera

Llegó a la aldea una noche de luna azul, con solo un morral que contenía sus escasas pertenencias. Nella nunca antes había salido de la que hasta entonces fue su aldea, así que todo a su alrededor le suscitaba gran estupor. Las viviendas eran bonitas, de un estilo completamente diferente al que ella conocía. Todas idénticas, alineadas una al lado de la otra y el color de las paredes estaba unificado. Además, de los tejados sobresalían boquillas de metal que expulsaban humo, el cual silenciosamente se enmarañaba en los cabellos hasta impregnarlos de notas ahumadas. Todas las ventanas lucían cubiertas … Continúa leyendo Olivia Carmona Hernández: La extranjera

Gabriela Rábago Palafox: Pandemia

Había llovido. Las últimas gotas caían bugambilias abajo, se perdían en los charcos que obscurecían el asfalto. El aguacero había arrancado a las jacarandas la mayoría de las flores que permanecían al pie de los árboles, a manera de alfombra pasajera. Entre las ramas cantaba estridentemente el pájaro aquél –grande, negro y naranja– que Elisa había logrado ver sólo un momento. El canto era alto y claro, como una recurrencia del alba y el atardecer. Le fastidió, igual que otras veces, no poder imitarlo. Mauricio sí podría, pensó. Lo escribiría, incluso, en notas musicales y lo silbaría hasta que ella … Continúa leyendo Gabriela Rábago Palafox: Pandemia

Karla Hernández Jiménez: Atrás del espejo

Ya no había más que hacer, esa noche por fin completaría el último paso del ritual. Desde que era una niña, siempre había querido ser bella. En una sociedad narcisista como la suya, lo más importante era la belleza. Su imagen nunca se había correspondido con ese ideal, su cara siempre parecía a punto de reventar y eso la llenaba de amargura y resentimiento. Había estado dispuesta a hacer cualquier cosa con tal de conseguir su objetivo y ahora por fin la imagen que le regresaba el gran espejo en su habitación de paredes blancas, lucía exactamente como el canon … Continúa leyendo Karla Hernández Jiménez: Atrás del espejo

Fabiola Morales Gasca: Viola

Una pequeña historia sobre el cuerpo, nuestras diferencias y la aceptación. Tenemos que aprender a amar nuestro cuerpo. Sé libre, sé diferente. ¡Sé tú misma! Viola tenía una luminosidad color ámbar cada vez que lo veía pasar. Su piel lila resaltaba y el rayo de sol que poseía por cabello brillaba aún más. Su cadencia modulada en el vuelo de su falda, la hacía parecer como si flotara y el cabello recogido en una gruesa trenza color trigo, la hacían parecer una flor agradecida bajo la temperatura cálida de ese agosto. Pero al parecer eso no era suficiente para llamar … Continúa leyendo Fabiola Morales Gasca: Viola