Belem Eslava: Vampira

Intento reprimir el temblor de mis piernas para que no choquen contra la puerta del clóset y me delaten, no lo consigo. Ella sabe dónde estoy. Oigo sus pasos subir la escalera, me atrevo a  mirar por la puerta entreabierta de mi escondite. Veo su silueta acercarse a la ventana, alisar su vestido, acariciar su pelo. —¡Niña, no te escondas! Anda, ayuda a tu pobre madre —me suplica al tiempo que me arrebata de la protección del clóset. Aprieto los ojos, pero antes alcanzo a ver su sonrisa traviesa, sus dientes blanquísimos. Sé que no tiene caso resistirme. Me abandono … Continúa leyendo Belem Eslava: Vampira

Reencuentro

Por Lucía Patiño Colombiana. Soy licenciada en derecho, licenciada en literatura y maestranda en educación. Directora de la Fundación Cultural América en mi Piel y miembro del comité editorial Agenda Mujer Colombia. Autora de los poemarios Las mujeres de Haití y De tripas corazón, finalista del Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe 2021 y ganador del segundo lugar del Premio Nacional de Poesía Tertulia Literaria 2022. Continúa leyendo Reencuentro

Mayra Escamilla: La visitante

Voy a mi casa. En la sala encuentro a una mujer y un perro. Les digo que se vayan, que están invadiendo propiedad privada. El perro me ladra y gruñe con un hocico de colmillos afilados. La baba le escurre por las comisuras. La mujer no me ve; tampoco me oye. Regaña al perro. Entonces camina hacia mí, me atraviesa por completo y me descubro fantasma por primera vez. Mayra Escamilla. Originaria y habitante del sur de la Ciudad de México. Soy egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, donde estudié Lengua y Literaturas Modernas Inglesas. … Continúa leyendo Mayra Escamilla: La visitante

Mijal Montelongo Huberman: Visita nocturna

Mi mamá me decía que no podía tener gatos porque entonces no podría embarazarme. No me importaba, yo los traía de diferentes tamaños, colores y estados de desnutrición a la casa todo el tiempo. Poco después de la llegada de cada uno, desaparecían y mamá decía que se habían ido o los habían atropellado. Una vez, me encontré los cuerpos mojados de unos gatitos que había traído del parque en la basura.  Yo creo que fue ella la que le metió la idea a mi marido de que no hubiera gatos en la casa, porque él tampoco los quiere. Sólo … Continúa leyendo Mijal Montelongo Huberman: Visita nocturna

Dialelo

Por Margarita Mantilla Lácteos pezones azul violeta reposan en la cama de asfalto transeúntes de otro planeta beben de esos pechos con exalto. Satisfechos las contemplan largo tiempo …………………. ….               se centran en su puro cuerpo padecen un trance infinito que se rompe cuando cae el aerolito. No  pertenecen a su universo putérico donde reina el actuar antibiótico                                   y  habitan muñecas de plástico                                   que beben mejunje narcótico: ……………………………………. entonces las tiran                          las pisan                                  las                                        des e ch an Cada día  tratan de olvidarlas y con su anhelo de contacto eternamente las recuerdan. Margarita Mantilla … Continúa leyendo Dialelo

El ataque

Por Doris Uribe El apocalipsis es el vértigo en la cama                    mirarte saltar en el abismo.                                  Quieres cerrar los ojos                                              y no puedes hacerlo                                               tu corazón chupamirto iridiscente aletea claustrofóbico. Se aferran tus manos a la almohada            resbalan secretas lenguaje líquido                                                   ahora eres agua violenta cascada del instinto.          A la velocidad de la luz desciendes                  incrédula inhalas                                    y, sin embargo, respirar asfixia.                                        El frío aprisiona tu piel                                                 la sábana no entibia                                             son aguijones de hormigas caricia ponzoñosa comezón del mal agüero. Sigues cayendo                                                              tan distante                                                           no  humana                                            tan sólo movimiento en el    v a c … Continúa leyendo El ataque

Daniela Caballero: Exterior

I guess it would be nice  Show me that things could be nice…   Tuve este arranque repentino de valentía. Tomé apresuradamente las llaves. A un paso de la puerta ella apareció a mi costado. Yo me congelé. El temblor de mis manos hizo que las llaves se me resbalaran y cayeran. Al chocar con el suelo, el ruido se unió con su risa diabólica.  —¡Qué estúpida! Las lágrimas mojaban mis mejillas. Corrí para resguardarme debajo de las cobijas, donde estaba segura. Ella venía tras de mí. Escuchaba sus pesados y lentos pasos rechinar con la duela. El colchón se hundió … Continúa leyendo Daniela Caballero: Exterior

Verónica Olvera Rivas: Hematodipsia

¡El crujir de su corazón! ¡El alarido de mi sed! ¡El aruño de una cama!  Aberrante el desprecio por no sepultar mis años, lidiar con el horror a través de cada vida que tomo. Reniego lo que necesito. Cuando desciendo algo impulsa mi boca destino al cuello. Brota como el deseo la fiebre roja, latentes impulsos para la saciedad del vientre. Lo amaba, pero no podía frenarme, sino obedecer a mi naturaleza. ¡Me había prometido! ¡Él no! Fue su deseo anhelar mis pestañas en sus pestañas para siempre, no imaginaba que sería yo quien diera fin a ese sueño. Una … Continúa leyendo Verónica Olvera Rivas: Hematodipsia